EL LIBRO DE LAS MUJERES POR ANA MARÍA SHUA



EXTRACTO DE

" EL LIBRO DE LAS MUJERES "
                        de la escritora argentina Ana Maria Shua


" SABIDURÍAS, CONTRADICCIONES


...  Una de las características de la sabiduría popular es la de ser profunda y esencialmente contradictoria. Cada refrán tiene su contrarrefrán que lo desmiente. Las colecciones de cuentos populares de la Edad Media están reunidas, en muchos casos, con la excusa y el marco de una discusión en la que cada uno de los contendientes cuenta un cuento que sirve como refutación de los argumentos de su rival y como comprobación de los propios.Todos los cuentos son igualmente populares y sirven para probar conceptos opuestos.

Así, aunque en la literatura eurasiática hay una fuerte corriente de misoginia, con cuentos que sirven para demostrar, sobre todo, que las mujeres son peligrosas y poco confiables, sería ridículo negar que también aparecen las mujeres ensalzadas de todas las maneras posibles. Y en este caso no se trata de la idealización que es contracara de la demonización de la mujer en el pasaje de la misoginia al amor cortés.  No se trata de la oposición absoluta Eva-Virgen María. La literatura popular de la que se han extractado estos textos no es la épica, donde el símbolo por excelencia de la mujer es la lejana y deseada Helena de Troya, sino el cuento popular que tiene como sustancia la trama de la vida cotidiana.

En esas historias, que aparecen como contracara de la misoginia, hay mujeres buenas, inteligentes, sabias, generosas, leales a sus compañeros, heroicas, abnegadas, confiables y veraces. Esto sucede en el Talmud, en Las mil y una noches, en las colecciones de cuentos populares rusos, alemanes, italianos, chinos, hindúes y también fuera del ámbito eurasiático, en los cuentos africanos, de aborígenes australianos o de indígenas americanos. El caso de Las mil y una noches es un ejemplo de paradoja. Las colecciones medievales intentan ser un compendio de todo el saber; en este caso, de todos los cuentos disponibles. Así, se incluyen en el libro muchos cuentos con un grado de misoginia que eriza los cabellos. Pero en otros aparecen las que su traductor, Cansinos Assens, llama las “antidalilas”, mujeres ejemplares, extraordinarias, admirables. Y por supuesto, también hay una enorme cantidad de cuentos en que las mujeres se muestran simplemente como seres humanos. Pero, además, todos esos cuentos están relatados por la mejor de las mujeres, Scheherazade, la genial princesa capaz de postergar su muerte cuento a cuento, la esposa cuya fidelidad desmiente las razones del odio que su marido, el sultán, siente por todas la mujeres.                                                                                   
El hecho de que exista una fuerte corriente misógina no significa que todo el corpus de la literatura y de la cultura popular pueda ser acusado de misoginia. El odio/miedo a la mujer es sólo una de las posibilidades de la cultura."...                                                                                                                                                 








¿ Somos las mujeres seres dependientes de los hombres

incapaces de defender nuestro  libre albedrío ?




Hasta la próxima Amigos !
Theté/Silvia Regueira